Cucharillas de miel

Imagen de unas cucharillas de miel.

Esta receta la he hecho varias veces, así que en casa las han saboreado mucho y cada vez gustan más.

La primera vez me pasé con la levadura, y se desbordaron por todos lados y no estaban muy presentables, no parecían ni cucharillas, pero estaban muy buenas.

La segunda vez las intenté sacar del molde y se me rompieron en dos cachos, os aconsejo que no las dejéis enfriar en el molde y cuando estén tibias las saquéis de él porque si no estarán muy presentables.

 

Ingredientes para 12 cucharillas

  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar
  • 1 cucharada de miel líquida
  • 1 yema de huevo
  • 60 g de harina
  • 1 pizca de levadura química

Para acompañar la cucharillas

  • 100 g de mermelada

Preparación de las cucharillas

Imagen de las cucharillas de miel recien sacadas del horno.Mezclar en un bol mediano la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, la miel y la yema de huevo, sin dejar de batir, e incorporar la harina tamizada con la levadura. Mucho cuidado con no añadir mas de una pizca de levadura por que si no se desbordará la mezcla en el horno.

Cuando la mezcla sea homogénea échala a una manga pastelera para poder rellenar el molde de la cucharillas fácilmente, también lo puedes hacer con una cucharilla y quitar el sobrante con un cuchillo, es muy importante que no queden burbujas o espacios sin masa, y que no se desborde la masa.

Introduciremos los moldes con cuidado al horno y las coceremos a 160 ºC con calor por abajo durante 12 minutos, vigilándolas para que no se nos quemen, como tienen tan poca masa se pueden quemar con mucha facilidad.

Sacamos los moldes del horno los dejamos enfriar un poco y cuando este tibio el molde iremos sacando las cucharillas poco a poco, si dejáis que se enfríen del todo las cucharillas no saldrán enteras, se romperán.

Imagen de 12 cucharillas de miel.Para acompañar podéis poner mermelada, chocolate, crema pastelera o lo que os guste más.

Yo en este caso las he acompañado con mermelada de fresa.

También podéis servirlas solas porque en realidad son un bizcocho con forma de cucharilla.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

  •  
    Suscribete a nuestro blog
  •  
  •